miércoles, 23 de marzo de 2016

Pan de masa vieja en cazuela



El pan de hoy, llamado Pan de masa vieja es una manera de aprovechar restos de masa que nos haya sobrado de una pizza, un pan... y  que tengamos en un rinconcito de la nevera. Este pedazo de masa le va a aportar cuerpo y sabor a nuestro pan. Y si no tenemos restos de masa, no se preocupen porque al final de la receta les pongo cómo hacerla uno o varios días antes, para que nadie se quede sin hacer este pan.


Este pan es de Ibán Yarza, de su libro "Pan Casero", un libro que cada vez me gusta más. Explica de forma clara y concisa cada una de las elaboraciones, además de tener enlaces a vídeos dónde se pueden ver muchas de las explicaciones. Yo me lo auto regalé en Reyes y estoy muy contenta. 
Espero que les guste la receta.

https://drive.google.com/file/d/0Bzzg8N7V8xqwd012NGh0RVVjNTg/editPAN DE MASA VIEJA

Para un pan de 1000 g

INGREDIENTES:
    • 100 g de masa vieja (de pan, pizza...)
    • 500 g de harina de todo uso
    • 340 ml de agua
    • 2 cucharaditas de sal
    • 1/16 cucharadita de levadura seca instantánea de panadería

      PREPARACIÓN:
      1. Mezclamos todos los ingredientes, excepto la sal, y los dejamos reposar media hora. La masa debe quedar ligeramente pegajosa.
      2. Incorporamos la sal y amasamos. El amasado podemos realizarlo de dos maneras: o bien amasamos 10 minutos sin parar, o bien hacemos dos o tres tandas de 1 minuto de amasado y 5 minutos de reposo. Al final, la masa debe quedar suave y sedosa.
      3. Colocamos la masa en un bol untado con aceite y lo tapamos con papel film. Dejamos fermentar unas 2-3 horas hasta que la masa haya doblado su volumen y esté bastante fofa. 
      4. Pasamos la masa a una superficie ligeramente enharinada y formamos una bola. 
      5. Dejamos reposar en la mesa, tapada con un paño, durante una hora.
      6. Calentamos el horno a 220ºC (200ºC con ventilador), con la cazuela y la tapa dentro (si lo hacemos con una bolsa de asar, calentamos el horno sólo con la bandeja). 
      7. Con mucho cuidado, sacamos la cazuela y metemos el pan en ella, colocando la parte que estaba apoyada en la mesa hacia arriba. Tapamos la cazuela y la metemos en el horno.
      8. Horneamos durante 15 minutos con la tapa puesta, para luego seguir horneando sin ella, durante 35-40 minutos más, o hasta que, al golpear la base con los nudillos, suene a hueco.
      9. Una vez termine el horneado, dejamos el pan sobre una rejilla para que se enfríe.
       NOTAS:

      * Si no tenemos masa vieja en casa, podemos hacerla de la siguiente manera, mezclamos 65 g de harina con 35 g de agua y 1/4 cucharadita de levadura seca instantánea de panadería - o 2 g de levadura seca-. Podemos hacerla el día anterior y dejarla reposar en la nevera. Entre más tiempo esté mejor sabor tendrá.
      * En lugar de levadura seca podemos utilizar levadura fresca. La cantidad sería 0,5 g aproximadamente.
      * La cantidad de agua dependerá de la harina, la humedad del ambiente... por lo que en el primer amasado tendremos que ir rectificando la cantidad de agua o de harina. La masa resultante debe ser suave, elástica y algo pegajosa. Si la masa es más líquida, iremos incorporando 1 cucharada de harina cada vez hasta que consigamos la textura que estamos buscando. Si la masa estuviera muy seca, incorporaremos 1 cucharada de agua cada vez.
      * Si no tenemos cazuela podemos utilizar una bolsa de asar como en Pan milagro en bolsa de asar

      Receta adaptada:  "Pan casero" - Ibán Yarza

      No se pierdan la próxima entrada, porque haremos este pan en la panificadora. Ha sido todo un descubrimiento.

      ¡Hasta la próxima!
      Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...