lunes, 25 de enero de 2016

Canelones de atún y huevo

Si hay una cosa que me gusta es la pasta (creo que se puede apreciar en este blog ¿no? Jeje). Es un plato tan versátil que combina con casi todo: verdura, carne, pescado... Además, normalmente, no conlleva mucho trabajo. ¿Qué más le podemos pedir?



La receta de hoy, Canelones de atún y huevo, es una receta que me encanta, y al igual que pasaba con la  lasaña de carne, permite la congelación, por lo que siempre es mejor hacer más cantidad y congelarla en porciones individuales para un día de apuro nada más tener que sacarla del congelador y directa al horno. Los canelones de hoy vienen acompañados de su salsita de tomate y de una buena bechamel, un plato para chuparse los dedos. Espero que les guste.

https://drive.google.com/file/d/0Bzzg8N7V8xqwd012NGh0RVVjNTg/editCANELONES DE ATÚN Y HUEVO

INGREDIENTES:
    • 12 láminas de canelones
    • 3 huevos
    • 150 g de atún en aceite
    • 1 cebolla pequeña
    • 200 ml de salsa de tomate
    • 50 g de mantequilla
    • 50 g de harina de todo uso
    • 500 ml de leche entera
    • Sal
    • Nuez moscada
    • Orégano
    • 100 g de queso rallado enmental

      PREPARACIÓN:
      1. Lo primero que debemos hacer es poner en remojo las láminas de los canelones (esto dependerá de cuál compremos, hay algunas que debes cocerlas antes, a mí me gustan más las que es suficiente con remojarlas).
      2. Ponemos los huevos a cocer durante 8-10 minutos.
      3. Para el relleno pochamos en una sartén la cebolla cortada pequeñita. Cuando esté, añadimos el atún desmenuzado y los huevos duros picaditos. Le echamos dos cucharadas de la salsa de tomate, un poco de orégano y reservamos.
      4. Ahora hacemos la bechamel. Para ello derretimos la mantequilla en una sartén, añadimos la harina y la tostamos durante unos minutos. A continuación, añadimos la leche poco a poco, removiendo con unas varillas para que no se nos hagan grumos. Añadimos sal y una pizca de nuez moscada, y cocinamos a fuego medio, sin parar de remover hasta que consigamos la consistencia deseada (recuerda que al enfriar se endurecerá un poco, por lo que la debemos dejar un poco liquida). Reservamos. 
      5. Montamos nuestros canelones. En el fondo de la fuente ponemos la salsa de tomate con un poco de orégano. Rellenamos los canelones y los colocamos encima de la salsa. A continuación, vertemos la bechamel sobre los canelones, para, por último, espolvorear el queso rallado por encima. 
      6. Metemos en el horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos. Si fuera necesario, lo metemos en el grill 5 minutos más para que se dore la superficie. 
      7. Servimos.
       NOTAS:
      * Podemos sustituir los canelones por lasaña.
      * Si no tenemos salsa de tomate casera, podemos sustituirla por tomate frito, pero siempre usando uno de buena calidad.
      * Si queremos congelarlos, nos saltamos el paso 6. Los tapamos bien y los congelamos. Cuando vayamos a comérnoslos, los sacamos del congelador y los metemos en el horno (no hace falta descongelarlos previamente), a 180ºC durante 20-25 minutos más 5 minutos de gratinado.


      Receta adaptada: Nauzet Reina

      En estas Navidades me han regalado una máquina para estirar la pasta (gracias primo jiji), a ver si me pongo con ello y pronto subo una receta de pasta casera. No quiero ni imaginar lo bueno que puede estar eso.
      ¡Hasta la próxima!
      Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...