domingo, 15 de marzo de 2015

Tarta de queso japonesa {Reto Cocinas del Mundo}

Otro mes más cogemos nuestras maletas y nos vamos alrededor del mundo gracias al reto "Cocinas del Mundo". Esta vez viajamos al lejano oriente, más concretamente a Japón. Las principales características que describen la gastronomía japonesa se podrían definir en tres palabras: sencillez, naturalismo y refinamiento. La cocina japonesa es un fiel reflejo de una civilización con más de dos mil años de tradición, de donde sacamos la conclusión de que la cocina japonesa se trata de un arte culinario.



Este mes, cuando me enteré de que el país elegido era Japón, ni un momento pensé que iba a hacer porque ya tenía receta. Llevaba mucho tiempo queriendo hacer una Tarta de queso japonesa que había visto en muchos blogs, también conocida como Japanese Cotton Cheesecake, algo así como Tarta de queso de algodón japonesa. 



La verdad que el nombre le viene que ni pintada porque es cierto que parece un algodón. Es muuuy esponjosa, tanto que cuando la partes suena. Parece una mousse. Es perfecta. Para mí, la mejor tarta de queso que he probado. Eso sí, no esperen una tarta de queso como las que estamos acostumbrados, sino que parece más un bizcocho. No sé como explicarlo, ¡mejor que la prueben!



https://drive.google.com/file/d/0Bzzg8N7V8xqwd012NGh0RVVjNTg/editTARTA DE QUESO JAPONESA


Para un molde tipo Bundt cake de 26 cm
 
INGREDIENTES:
    • 6 huevos
    • 250 g de queso para untar
    • 50 g de mantequilla
    • 100 g de leche entera
    • 60 g de harina
    • 60 g de Maicena
    • 1 cucharada de zumo de limón  o unas gotas de aroma de limón
    • 140 g de azúcar
    • Una cucharadita de cremor tártaro
    • Una pizca de sal

      PREPARACIÓN:
      1. Precalentamos el horno a 160ºC. Metemos en el horno un recipiente con agua, donde quepa el molde que vamos a utilizar, ya que haremos el pastel de queso al baño maría.
      2. Engrasamos el molde con mantequilla.
      3. Separamos las claras de las yemas. Reservamos las yemas.
      4. Montamos las claras a punto de nieve con el cremor tártaro, vamos añadiendo poco a poco el azúcar y seguimos batiendo hasta que se forme un merengue. Reservamos.
      5.  Ponemos el queso, la mantequilla y la leche en otro cuenco. Batimos con unas varillas durante 5 minutos. 
      6. Tamizamos la harina y la Maicena y las incorporamos al bol anterior junto con las yemas, el zumo de limón y la pizca de sal. Batimos con el accesorio de pala hasta que esté todo bien incorporado.
      7. Añadimos las claras a punto de nieve a la mezcla de queso. Primero un poco y cuando esté incorporado vamos añadiendo otro poco y así hasta que hayamos terminado con todas las claras. Siempre tenemos que mezclar las claras con la mezcla con mon movimientos envolventes para que no se nos baje las claras.
      8. Vertemos en el molde.
      9. Horneamos al baño maría durante 60 minutos o hasta que lo pinchemos y el palillo salga limpio.
      10. Cuando haya pasado el tiempo, dejamos la tarta en el interior del horno (apagado) 5 minutos más.
      11. Sacamos del horno y dejamos enfriar totalmente. Lo metemos en la nevera durante unas horas para que sea más fácil desmoldarlo y no se nos rompa.
      12. Desmoldamos y lo servimos con nata, mermelada, frutas rojas....
       NOTAS:
      * El cremor tártaro se puede sustituir por el sobre blanco de gasificante, ya que es lo mismo.
      * Se puede sustituir el limón por otro aroma, tal como naranja, vainilla...
      Receta adaptada: "Bizcochos" - Webos Fritos

      Por supuesto, esta tarta está mejor si la dejamos reposar toda la noche en la nevera. Se puede comer perfectamente sola, pero queda más rica si la acompañamos de unos frutos rojos y nata, o mermelada o hasta con chocolate caliente, eso ya se lo dejo a cada uno. Mi consejo es que la prueben, de verdad que vale la pena. 



      Para ver el resto de recetas del reto pincha en el siguiente enlace:

      Recetas Marzo Reto "Cocinas del Mundo"



      Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...