domingo, 18 de enero de 2015

Marha Pörkölt {Reto Cocinas del Mundo}

Después de unos meses de parón, vuelvo a la carga con el Reto Cocinas del Mundo. Este mes viajamos hasta Hungría.  La cocina húngara se caracteriza por sus sabores picantes (intensos) pero variados. Esta influenciada por los turcos, serbios, rusos, y austriacos. La mayoría de los platos principales están preparados de carne de cerdo, de vaca, o de oca o pollo. Se utiliza también verduras: champiñón, col, zanahoria, apio, judías, guisantes, pimiento verde y las patatas en varias formas. Y no nos podemos olvidar por supuesto del pimentón, que en húngaro se llama "paprika". 


Después de mucho leer por internet a cerca de la gastronomía húngara y de realizar una búsqueda de recetas,  me decanté por la que hoy les traigo. Es una receta que nos trae Toria Avey y que está sacada de un manuscrito de la madre de un amigo suyo de origen judío húngaro. En su página, que invito a conocer, explica el origen de esa familia, da datos interesantes y aporta una imagen de la receta original.  Me encantó la idea de utilizar una receta tan tradicional.
El  Marha pörkölt se traduce del húngaro como "Guisado." Lo que diferencia a este plato de otros guisos de carne es el pimentón. La cocina húngara gira mayormente en torno al pimentón. Este plato es bastante común en Hungría. Se originó con los pastores de ganado, que hacían el plato en los campos con calderos de hierro fundido y cocinados en fuego. Marha pörkölt es similar a otro plato muy conocido - goulash - que tiene el mismo origen y los ingredientes, aunque la textura de goulash sería ligeramente más líquida.





https://drive.google.com/file/d/0Bzzg8N7V8xqwd012NGh0RVVjNTg/editMARHA PÖRKÖLT



INGREDIENTES:
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • 1 cebolla
    • 1 diente de ajo
    • 1/2 pimiento rojo picado
    • 500 g de carne de ternera troceada
    • 2 cucharadas de pimentón
    • 1 cucharadita de comino
    • 1 tomate grande, pelado, sin semillas y cortado en cubitos
    • Sal 
    • Pimienta negra
    • Agua

    PREPARACIÓN:
    1. En un caldero con aceite a fuego medio echamos la cebolla picada y rehogamos hasta que se ablanden. Agregamos el ajo y el pimiento verde picados. Continuamos rehogando durante 5 minutos, hasta que el pimiento se ablande.
    2. Añadimos la carne y sazonamos ligeramente con sal y pimienta. Cocinamos durante 5-6 minutos hasta que la carne se dore.
    3. Espolvoreamos con pimentón y comino. Añadimos el tomate. Vertemos 300 ml de agua caliente en el caldero o hasta que quede casi cubierto. Removemos y llevamos a ebullición.
    4. Reducimos a fuego lento y cubrimos el caldero con la tapa. Dejamos que la mezcla hierva a fuego lento durante 90-100 minutos, reponiendo agua si fuera necesario para evitar que se reseque.
    5. El guiso estará listo cuando la carne esté tierna y la salsa se espese. Rectificamos de sal y pimienta justo antes de servir.
     NOTAS:
    * El pimiento en la receta original era pimiento verde.
    * Yo como carne utilicé morcillo, pero puedes utilizar cualquier tipo de carne que sirva para estofar. También puedes utilizar carne de cerdo, de cordero...
    * Si te gusta el picante le puedes añadir una pizca de pimentón picante.
    * En la receta original en lugar de comino se utiliza semillas de alcaravea, pero yo no tenía y el sabor de esta última se parece mucho al comino por eso lo he sustituido.
    Receta adaptada: Toria Avey


    El plato resultante  es una carne tierna y sabrosa. Tradicionalmente se suele servir sobre spaetzle o papas. En casa lo servimos sobre arroz y estaba buenísimo. Es un plato para tomar con pan, porque la salsa está de muerte. Por supuesto que en casa se repetirá esta receta, ha triunfado.

    Para ver el resto de recetas participantes en el reto pincha en el enlace de a continuación:

    Recetas Enero Reto "Cocinas del Mundo"

    Y si pinchas aquí, tendras un PDF recopilatorio con todas las recetas y muchas curiosidades de la gastronomía húngara.


    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...