miércoles, 26 de noviembre de 2014

Pan de jamón {Reto Bake The World}

Este mes en el Reto "Bake The World" nos han propuesto hacer Pan de jamón. El pan de jamón nació en Caracas, Venezuela, creado por Gustavo Ramella en su panadería en 1905 y en un principio sólo llevaba jamón en su interior. Su rápida aceptación que otras famosas panaderías lo incorporaran a su oferta, añadiéndole otros ingredientes como pasas. Hacia 1920 se le añadieron otros ingredientes tales como almendras, aceitunas, alcaparras y nueces. Posteriormente, gracias a su atractivo y calidad, su consumo se fue expandiendo por todo el país. A finales del siglo XX, el pan de jamón logra finalmente su equilibrio: una masa con jamón, aceitunas y pasas.



El pan de jamón se consume en cada rincón de Venezuela durante las festividades de Navidad junto a las hallacas, el pernil y la ensalada de gallina.
Yo he optado por hacer la más caraqueña de las recetas de este pan,  la de Claudio Nazoa que se publicó en el periódico "El Nacional". La verdad que la receta no tiene desperdicio, sobre todo la forma de redactarla.  A continuación les dejo con el recorte de periódico para que puedan leerlo.



En vista de que el teléfono de mi casa no deja de sonar con los amigos e incluso personas que no conozco pidiéndome la receta del pan de jamón, he decidido en combinación con Graterolacho Bread International Company y la CANTV (no sé por qué se metió en esto) regalarles a los asiduos lectores de la página A-5 la famosa receta del pan de jamón a la cual debo mi fama, mi belleza y mi riqueza.
La página A-5 de "El Nacional" entretiene, alimenta (no el espíritu sino el estómago), y yo les digo hasta el jueves que viene.

INGREDIENTES:
    1½ kilos de harina de trigo
    2 cucharadas de levadura fresca (en granos o en pasta)
    200 gramos de mantequilla o margarina
    3 huevos de gallina
    200 gramos de azúcar
    1 cucharada de sal
    ½ litro de leche (de vaca)
    400 gramos de tocineta ahumada
    1 kilo de jamón (pierna, espalda o/y ahumado)
    200 gramos de pasas
    200 gramos de aceitunas sin semillas
    150 gramos de papelón o panela

PROCEDIMIENTO:
En una taza de agua eche dos cucharadas de levadura fresca. Déjela reposar por cuatro minutos. Entibie la leche, agréguele la sal y el azúcar.
Coloque sobre una mesa 1 kilo de harina en forma de volcán, agregue la levadura crecida y mezcle con la mano. Añada dos huevos enteros, la mantequilla, y poco a poco la leche hasta que los ingredientes se hayan homogeneizado; en caso de que la masa esté muy aguada, para eso es el otro medio kilo de harina que le dije al principio que reservara. Si no se reservó, eso no es culpa mía. Deje reposar la pelota de masa por 35 minutos en un sitio tibio.
Mientras tanto, con la ayuda de alguna persona que esté en su casa, prepárese un buen palo para descansar, péguele a los muchachos que estuvieron molestando durante la preparación de la masa sin el peligro de que se queden adheridos pedazos de masa en sus tiernas nalguitas o en sus inocentes cabecitas, o haga las llamadas que no podía hacer mientras tenía las manos llenas de harina.
Corte las aceitunas en rueditas. Ponga a remojar las pasas. Échese otro palo, tómese su tiempo. Avísele a sus amigos que está haciendo pan de jamón, si ellos dicen que quieren dígale que sí pero que lleven como mínimo una botella de güisqui o una caja de Pomar Reserva y usted a cambio lo dejará probar el pan, si le dicen que no dígales ¿quién los manda a pedir?
Ponga el jamón y la tocineta en un plato en forma ordenada, para que se vaya viendo bonita ¡a cosa.
Supongamos que ya pasaron los 35 minutos y procedemos a hacer el pan propiamente dicho, después de darnos cuenta de que no hay un rodillo en la casa y hay que salir corriendo a buscarlo por todo el vecindario. Divida la masa en dos partes y estírela con el rodillo hasta formar un rectángulo: sobre ese rectángulo esparza el jamón y la tocineta hasta cubrirlo completamente, de forma que aunque queramos no podamos ver ni un pedacito de masa. Póngale las pasas y las aceitunas. Si es para venderlo, póngale poco: pero si es por placer y para quedar bien con su familia, póngale muchísimo. Enrolle el rectángulo de allá para acá. hasta formar un rollo que más tarde será un pan.
Con los dedos aplaste ambas puntas para que no se derrame el contenido. Guarde un pedazo de masa para decorar. Deje reposar el pan crudo durante 30 minutos antes de meterlo al horno, el cual hemos calentado ya a 250-300 °F (120-150 °C). Cuando el pan lleve en el horno 20 minutos, sáquelo y proceda a pintarlo con papelón rayado, al cual hemos agregado un huevo entero.
El pan estará listo en una hora y pico aproximadamente, pero recuerde, el tiempo se lo da la lógica (no dejarlo quemar).
Con esta receta salen aproximadamente tres panes.
No deje que se lo cuenten. Hágalo. Y feliz Navidad, aunque usted lea esto cualquier día del año.

Claudio Nazoa.



A mí me ha gustado mucho cómo cuenta la receta, ¿a ustedes qué les ha parecido? 

Bueno a continuación les pongo mi versión, no varía mucho de la original, sólo en ciertos detalles. 



https://drive.google.com/file/d/0Bzzg8N7V8xqwd012NGh0RVVjNTg/editPAN DE JAMÓN

Para 2 panes


INGREDIENTES:
    PARA EL PAN:
    • 500 g de harina de todo uso
    • 7 g de levadura seca instantánea
    • 100 g de mantequilla
    • 1 huevo 
    • 100 g de azúcar
    • 1/2 cucharada de sal
    • 250 ml de leche 
    • 1 huevo y 1 cucharada de leche para pincelar
    PARA EL RELLENO:
    • 200 g de bacon ahumado
    • 250 g de jamón york
    • 50 g de pasas
    • 100 g de aceitunas sin hueso

      PREPARACIÓN:
      1. Colocamos la harina en un bol en forma de volcán. Por un lado echamos la levadura y por el otro la sal, sin que lleguen a tocarse para que no pierda eficacia la levadura. En el centro vertemos la leche tibia mezclada con el azúcar, el huevo y la mantequilla derretida. Mezclamos bien primero con la mano y luego con el accesorio del robot de cocina de gancho. La masa es un poco húmeda, pero si vemos que se queda muy húmeda echamos un poco más de harina. Cuando haya quedado una masa elástica la metemos en un bol aceitado, tapamos y la dejamos reposar durante 1 hora.
      2. Mientras tanto, ponemos las pasas en remojo y cortamos las aceitunas en rueditas.
      3. Cuando haya pasado el tiempo, dividimos la masa en dos partes iguales (esta receta da para dos panes). Estiramos cada parte con ayuda de un rodillo sobre papel de horno hasta formar un rectángulo. 
      4. Colocamos el jamón y el bacon sobre el rectángulo hasta cubrirlo totalmente (excepto por los bordes, para después poder cerrarlo). Echamos encima las pasas bien escurridas y las aceitunas. 
      5. Metemos los bordes hacia adentro para que no se nos salgan los ingredientes al hornearlo. Enrollamos el rectángulo por el lado más grande y con los pulgares aplastamos un poco la masa en el final para que no se nos abra. Colocamos la parte donde se encuentra el final hacia abajo en la bandeja de horno. Tapamos y dejamos reposar 30 minutos.
      6. Antes de hornear procedemos a hacer unos cortes en la parte superior y pintamos la superficie con la mezcla de un huevo batido y una cucharada de leche. Horneamos en un horno precalentado a 180ºC durante 40 minutos aproximadamente o hasta que la superficie esté dorada y el interior hecho.
      7. Sacamos del horno y lo dejamos enfriar encima de una rejilla.

      Receta adaptada: Claudio Nazoa

      Se trata de un pan dulce, esponjoso y  su relleno es perfecto, mira que a mí las pasas no me enamoran pero aquí casan a la perfección con el resto de los ingredientes.



      Con la mitad de la masa que me ha sobrado seguramente probaré otras combinaciones de ingredientes. Tengo varias en mente. Ya les contaré más adelante, ¿ustedes con qué rellenarían este pan?



      Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...