jueves, 27 de noviembre de 2014

Chutney de pimientos y cómo esterilizar botes de conservas

Hoy les invito a viajar conmigo a la India, un país donde los sabores agridulces son muy comunes y sumamente valorados. El chutney, receta de esta entrada, es buena prueba de ello. El chutney es una preparación agridulce a base de frutas y/o verduras cocidas en vinagre y especias a fuego muy lento para obtener la textura y el sabor que tanto le caracteriza.



El origen de su nombre proviene del idioma Hindi y deriva del vocablo “chatni”, palabra que se usa comunmente para “aplastar”, es decir, se relaciona con el proceso de elaboración del producto donde es necesario pisar diversos ingredientes. Los ingleses deformaron esta palabra y construyeron la suya propia, para nombrar aquella delicia gastronómica que descubrieron durante su época colonial.


El Chutney sirve para acompañar todo tipo de carnes, ensaladas, quesos e incluso puede ser un buen acompañamiento para sandwiches.


Yo hoy les traigo un chutney de pimientos realmente delicioso. Nunca lo habíamos probado y nos ha encantado. El sabor dulce y agrio es totalmente equilibrado. En casa lo hemos probado junto a queso de oveja y decir que ambos ingredientes casan a la perfección. Ya tenemos en mente utilizarlo en otras preparaciones, les iré contando próximamente.



https://drive.google.com/file/d/0Bzzg8N7V8xqwd012NGh0RVVjNTg/editCHUTNEY DE PIMIENTOS

Para 1,6 kg aproximadamente (unos 6 botes de 200 ml)


INGREDIENTES:
    PARA UNO:
    • 3 pimientos rojos, limpios, sin pepitas y a trocitos
    • 3 pimientos verdes, limpios, sin pepitas y a trocitos
    • 450 g de cebollas, peladas y a rodajas
    • 450 g de tomates, pelados y troceados
    • 450 g de manzanas, sin corazón y a rodajas
    • 225 g de azúcar blanca
    • 1 cucharadita de pimienta de Jamaica molida
    • 450 ml de vinagre blanco
    • 1 cucharadita de pimienta en grano
    • 1 cucharadita de semillas de mostaza

      PREPARACIÓN:
      1. Ponemos los pimientos en un caldero grande junto con las cebollas, los tomates, las manzanas, el azúcar, la pimienta de Jamaica y el vinagre. Atamos los granos de pimienta y las semillas de mostaza en una gasa y la añadimos al caldero.
      2. Lo calentamos a fuego lento, removiendo hasta que se ha disuelto el azúcar. Llevamos el contenido a ebullición y lo mantenemos a fuego medio sin tapar durante 2 horas aproximadamente, removiendo de vez en cuando hasta que se haya reducido y la mezcla se haya convertido en blanda y pulposa. Retiramos la gasa con las especias.
      3. Envasamos el chutney con una cuchara en tarros esterilizados.
       NOTAS:
      * El chutney se conserva durante un año perfectamente en un lugar fresco, seco y sin luz. Para ello es muy importante que se haga bien la esterilización de los tarros.
      * Para que los sabores se asienten, se aconseja no consumir el chutney hasta pasado 2 o 3 meses.

      Receta adaptada: "El Gran Libro de las Mermeladas y Conservas" - Planeta

      Cómo pueden ver no se trata de una elaboración difícil, pero sí es necesario tener tiempo, ya que el chutney tiene que llegar a transformarse en una textura algo parecido a una mermelada y eso sólo se consigue cocinando a fuego lento durante un largo periodo de tiempo.


      Cómo esterilizar los botes de chutney o de cualquier conserva en general:

      Este apartado voy a enumerar los pasos que hay que realizar para esterilizar los botes, ya que es una parte muy importante de esta receta para que se conserve perfectamente el chutney tras la preparación.
      1. Hervimos unos 15 minutos los tarros, para esterilizarlos, junto a las tapas. Todo cubierto bien de agua. Para que no se rompan con el movimiento podemos poner un paño limpio en el fondo del caldero.
      2. Cuando haya pasado el tiempo, sacamos los tarros y los ponemos a secar encima de un paño limpio. Las tapas las dejamos en el agua caliente.
      3. Rellenamos los botes con el chutney y limpiamos los bordes bien para que no queden restos.
      4. Sacamos una tapa del agua y con cuidado de no quemarnos, la escurrimos bien y cerramos el bote.
      5. Repetimos el proceso hasta rellenar todos los botes.
      6. Para hacer el vacío correctamente, volvemos a sumergir los botes en agua y hervimos de nuevo 15 minutos. Los sacamos con cuidado y los dejamos enfriar del todo boca a abajo. Veremos que se ha hecho bien el vacío cuando se enfríen si la tapa no se hunde al apretarla.
       (Fuente: anitacocinitas)



      Yo ya tengo chutney para todo el año, aunque creo que voy a regalar en Navidad ya que quiero probar otros sabores y mi despensa no da para tanto jeje. Bueno espero que esta entrada les haya parecido interesante.

      Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...